19 de diciembre de 2007

Cae la confianza de los españoles en Europa

La Unión Europea llegó a España en 1986 como un nuevo 'Mr. Marshall'. Fondos europeos para un país que acababa de salir de una dictadura y necesita mejorar tanto su economía como su imagen en el exterior. Como todos sabemos, las ayudas agrícolas llegaron en masa y los españoles supieron aprovecharlas. Por ello, mucho le tenemos que agradecer a Europa. Sin embargo, según el último Eurobarómetro presentado ayer por la Comisaria Margot Wallström, la confianza en la Unión Europea cae 11 puntos (pasa del 75% al 65% en 6 meses) situándose el primero de los 27 en esta 'caída libre'. ¿Podemos decir entonces que crece el número de 'euroescépticos'? Al menos no llegamos al nivel del Reino Unido, que desde que Gordon Brown lo dirige obtiene el peor resultado de su historia, un 37%.

Las razones para este cambio de mentalidad pueden ser muchas, como la reforma de la Política Agraria Común, que no parece convencer a nadie o la reforma del mercado del vino donde quieren arrancar viñedos españoles. También han aumentado las peticiones a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo de ciudadanos españoles especialmente por abusos urbanísticos y los resultados no se demuestran sino con multas tan bajas para España que resultan irrisorias. Aún así, creo que el principal problema es el aumento de los precios que muchos achacan a la introducción del Euro. Según el ministro Solbes es culpa de los españoles que no se dan cuenta del verdadero valor del Euro. El caso es que mientras que algunos estados miembros, como los llamados 'nuevos' avanzan, los españoles retroceden en Europa. Quizás España necesite alguna 'medicina' más fuerte que el Tratado de Lisboa para que sus ciudadanos vuelvan a creer en Europa.

No hay comentarios: