1 de diciembre de 2007

De bodas y bodorrios

Después de unas vacaciones más que merecidas y como siempre, demasiado cortas, leo en ElPais.com una noticia recogida de las estadísticas que anualmente realiza la Unión Europea y que me ha hecho gracia y por eso la comento. Se trata de informar que las españolas somos de las europeas que tardamos más en casarnos. Hasta los 29,25 años (de media, se entiende) no nos decidimos a dar el gran paso. Pero es que las hay aún más rezagadas. Por detrás de nosotras están las francesas, danesas y por últimos las suecas. Las que más rápido se dirigen al "altar" son las ciudadanas de países del Este. En cuanto a los hombres, pues parecido. Hasta los 31,19 años de media en España no se deciden a dar el paso.

La noticia no me ha pillado de sorpresa. Hace 20 años, nuestras madres decidían casarse una vez acabado el instituto o incluso antes. Hoy en día, cuando acabas la Universidad eres demasiado niña para plantearte algo así, y más complicado es tener a esas edades pareja estable. Por lo que la cosa se va dejando y dejando hasta que un día y con mucha vaguería te embarcas en la aventura del matrimonio.

Pero, ¿es qué la gente se casa más que antes? Según las estadísticas realizadas por los servicios comunitarios, al parecer no. No sólo nos casamos más tarde sino que no nos casamos. Además aumenta cada año el número de divorcios que según las estadísticas, se produce a los 15 años de casados. Es reconfortante leer que el "amor" dure 10 años más que lo que les dura a los estadounidenses, ya que estos se divorcian (como media) a los 5 años de haberse casado. Sin embargo, no importa porque también se casan más veces a lo largo de su vida. Bueno,¡parece que lo uno compensa lo otro!

No hay comentarios: