18 de diciembre de 2007

Europa maquilla la Constitución con el Tratado de Lisboa

Si no consigues que tu propuesta vaya hacia delante, cámbiala de nombre y listo. El 13 de diciembre de 2007, los 27 estados miembros de la UE han firmado el Tratado de Lisboa que recoge la mayoría de propuestas lanzadas en el 'antiguo' Tratado Constitucional Europeo. Para que entre en vigor, todos los estados tienen que ratificarlo. Cada país elige la forma de hacerlo, según su Constitución nacional o estatutos nacionales. Por ejemplo, el primer país en ratificarlo ha sido Hungría mediante un voto en su parlamento nacional. España, en un principio, debería realizar un referendo para ratificarlo. El problema es que hace unos años ya votamos la gran mayoría de los españoles, SÍ a la Constitución y no sucedió nada debido al NO de los holandeses y especialmente de los franceses. ¿Es conveniente realizar un referendo para aprobar el Tratado de Lisboa? (Me gustaría saber vuestra opinión. Por favor, votad en la encuesta de la columna de la derecha). ¿Qué sucedería si después de votar SI, de nuevo un par de países dijeran NO?
(Fuente foto: Unión Europea)

Tanto si España realiza un referendo como si es el parlamento nacional el que decide, la respuesta tiene que ser SI. Con el Tratado de Lisboa, Europa avanza hacia la transparencia democrática. Entre otras cosas, aumenta el poder del Parlamento Europeo que es la institución supranacional elegida por todos igualando su poder de decisión al Consejo en muchos más aspectos. Además los parlamentos nacionales podrán participar más en Europa, haciendo escuchar la voz del ciudadano. Una de las novedades que más me gusta es el derecho de los ciudadanos a la iniciativa ciudadana. Un millón de ciudadanos (no es mucho si se tiene en cuenta que en Europa hay 480 millones de personas) de varios estados miembros podrán pedir a la Comisión que realice una propuesta legislativa.

Por otro lado, simplifica los métodos de trabajo y de votación (la Unión Europea será más cercana y comprensible a los ciudadanos) y se aumentará el peso de la Unión en la escena global. Por primera vez nuestros derechos primarios estarán recogidos en la Carta de Derechos Fundamentales. Por todo esto y porque Europa significa avanzar, los españoles quizás tendremos que votar otra vez, pero estoy segura que votaremos SI.