1 de diciembre de 2007

La "estangflación" que vive Europa

Hoy es el primer día que leyendo la prensa y por supuesto, no la generalista sino la especializada en asuntos europeos y económicos, me encuentro con el término "estangflación". Se trata de una expresión que viene a significar dos fenómenos económicos: el estancamiento de la economía y la subida de la inflación o lo que es lo mismo que nuestra economía no crece (seguimos ganando lo mismo) pero el precio de la vida sí. Esto es lo que está ocurriendo ahora mismo en toda la Unión Europea como consecuencia, por un lado de la repercusión que ha tenido la crisis hipotecaria estadounidense y por otro, la subida de ciertos alimentos básicos para la alimentación.

Analizando detenidamente tanto una cosa como la otra, sabemos que las hipotecas en España son cada mes más difíciles de pagar. No hace falta ser un economista para saber que los tipos de interés no dejan de crecer y la aparente crisis inmobiliaria (en mi opinión muchas veces exagerada por los propios constructores para poder vender más) ha tenido como consecuencia que nos tengamos que apretar el cinturón a final de mes. Hay que resaltar que en España todo o casi todo el mundo tiene una hipoteca que pagar puesto que la cultura del alquiler (y esto es ya otro debate) no se ha impuesto ni se impondrá por muchas medidas que impulse el gobierno.

Por otro lado tenemos una cesta de la compra también más cara. Cada vez que voy al supermecado y me encuentro con los carteles que me anuncian un timo por parte del mismo: "Les recordamos que se producirá un aumento del precio de ciertos alimentos (pasta, cereales, leche, pan...) por el aumento del precio de las materias primas a escala mundial", el resultado es que me enfado. Primero, porque no me lo creo. No digo que sean los supermercados pero si los fabricantes y distribuidores los que suben los precios. Y creo que sí que deben de subir pero no como les de la gana. Supongo que es por el hecho de utilizar los alimentos básicos para realizar combustible para nuestros automóviles, lo que significa que el tercer mundo se seguiá muriendo de hambre pero nosotros podremos conducir nuestros coches pensando que ayudamos a conservar el medio ambiente. De todas formas, espero que nos expliquen las verdaderas causas de esta subida de precios algún día.

Así claro está, sufrimos la "estangflación" porque yo sigo cobrando lo mismo y desgraciadamente, no me puedo subir el sueldo como me venga en gana para competir con los precios del pan.

En resumen, aprenderemos este nuevo término de memorieta porque seguiremos así un tiempecito.