1 de diciembre de 2007

Las verdades y mentiras de dominar más idiomas

Hoy en día, saber idiomas está muy valorado por aquellos que necesitan personal competente.

Primer desmentido: "Hoy en día saber idiomas..." Pues bien, no es del todo cierto. Hoy en día lo que está valorado es saber inglés. Una manera de desmotivar a aquellos que no han tenido la suerte de recibir una buena educación en esta materia o aquellos que han podido vivir la experiencia de pasar una temporada en un país anglófono. ¡Pero no por ello hay que deprimirse! Siempre hay tiempo para aprender y además, no por saber inglés eres el candidato más cualificado para el puesto. ¿Qué ayuda? Por supuesto que sí. No vamos a dudar lo evidente. Pero tampoco hay que desesperarse a la hora de encontrar un puesto de trabajo. ¿Y el resto de los idiomas? Sólo se valoran en dos casos: 1. Qué primero demuestres que sabes inglés. 2. Si el trabajo está en el país de procedencia de la lengua que se habla (y aún así, si se domina el inglés, siempre hay opciones).

Segundo desmentido: "... está muy valorado...". Vamos a dejarlo en que se valora. Todo depende del lugar del trabajo y en qué consista. Por supuesto, si optas a un puesto en el que siempre haya que hablar en inglés, porque tu empresa es una filial de una multinacional americana (por poner un ejemplo) pues sí, no vamos a dudarlo. Eso sí, una persona que hable cuatro idiomas pero que no esté capacitada profesionalmente para un determinado trabajo, nunca será tan apreciado como aquel que demuestre día a día que es competente para el puesto.

Tercer desmentido: "... que necesiten personal competente". En la mayoría de las opciones universitarias que el estado español ofrece, el inglés o los idiomas, no son materias a tener en cuenta. El hecho de saber o no otra lengua no le hace a uno mejor o peor profesional. Sí que es cierto que las metas a las que uno puede llegar y el abanico de oportunidades se abren cuando hablas otro idioma ya que puedes intercambiar información y crecer como persona y profesional. Pero es un complemento más. No hay que desesperarse ni pensar que por no saber inglés no encontraremos un trabajo. Lo que hay que hacer es desarrollar capacidades (entre ellas el aprendizaje de idiomas) que nos permitan alcanzar la meta deseada. Y por supuesto, hacer entender a aquellos que tienen el poder de contratación que las oportunidades "se merecen" y si las merecemos, no hay que despreciar a los más aptos para el trabajo.

No hay comentarios: