6 de marzo de 2008

Simone Weil, galardonada con el ‘Premio Europeo Carlos V 2008’

La política y abogada francesa Simone Veil se ha convertido en la primera mujer en conseguir este premio. El galardón se entregó ayer en una ceremonia celebrada en el Parlamento Europeo y a la que asistieron personalidades como el presidente del mismo Hans-Gert Pöttering, los miembros de la Fundación Academia Europea de Yuste, Abram de Swaan, Gilbert Trausch, Paul Preston y Gustaaf Janssens y los profesores y catedráticos Jesús Baigorri, Eric Bussière, Jürgen Elvert, Philippe Laurette, Enrique Moradiellos, Mercedes Samaniego, Sylvain Schirmann. El fallo lo hizo público Leonor Flores Rabazo, Consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura y presidenta del Jurado que definió a la ganadora como “un ejemplo de defensa de lo social, de lucha, de creatividad en su hacer y crear político”.

Simone Weil nació en 1927 en la ciudad francesa de Niza. Debido a su origen judío, fue deportada en 1944 junto a su familia, al campo de concentración nazi de Auschwitz, donde permaneció hasta su liberación el 27 de enero de 1945. Ella y su hermana fueron los únicos supervivientes de su familia.

Entre 1974 y 1979 fue nombrada Ministra de Salud, Seguridad Social y Familia en los gobiernos del Primeros Ministros Jacques Chirac y Raymond Barre. En este cargo aprueba leyes polémicas como el acceso a los anticonceptivos en 1974 y la legalización del aborto en 1975.

En 1979 fue escogida Presidenta del Parlamento Europeo después de realizarse las primeras elecciones por sufragio universal al Parlamento Europeo. Mantiene este cargo hasta el año 1982. En 1981 fue galardonada con el Premio Internacional Carlomagno en favor de la Unión Europea.

Después de muchos años al servicio del Parlamento Europeo, en 1993 vuelve a la política francesa al ser nombrada Ministra de Sanidad y de Asuntos Sociales durante el mandato de primer ministro Édouard Balladur, cargo en el que continúa hasta 1995. En 1998 fue nombrada miembro del Consejo Constitucional de Francia, cargo en el que permaneció hasta el año pasado.

En el 60 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, en el año 2005, Veil vuelve al campo por primera vez para realizar un discurso de homenaje a las víctimas y en denuncia de los horrores de la guerra. Aquel mismo año fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.