14 de marzo de 2009

Desarrollando ideas para adoptar conclusiones

Parece lógico y lo es. Los 100 ciudadanos españoles hoy reunidos en Madrid están en estos momentos discutiendo y debatiendo para llegar a realizar recomendaciones a la UE.

Durante toda la mañana han puesto de relieve algunas ideas, inquietudes y preocupaciones sobre el futuro económico y social de Europa:

1. La regulación econmómica y la coordinación política
2. La política social (igualdad, derechos sociales, laborales)
3. Mejora del sistema educativo
4. Las políticas energéticas y de medio ambiente
5. La política migratoria
6. Las políticas sanitarias
7. La innovación tecnolótica y la industria
8. La política exterior: las relaciones exteriores multilaterales


Además, la Fundación Luis Vives les ha explicado cuales son las propuestas más votadas en la consulta on line. De esta forma tienen también la orientación de los internautas.

1. Legalización de las drogas blandas
2. Protección del consumidor frente a los lobbies de la industria "cultural".
3. Uso del software libre en las administraciones públicas.
4. Legalización del intercambio de obras sin ánimo de lucro por Internet.
5. Vigilar y sancionar las ilegalidades de las compañías de telecomunicaciones.
6. Por unos servicios públicos de calidad
7. Idioma auxiliar internacional: Esperanto
8. Límites en el rango de precios ey en las etapas de intermediación
9. Acción en defensa ante fraudes (móvil, internet, programas televisivos)
10. Etiquetado de productos procedentes de la manipulación genética de organismos, y fin de esa manipulación en el campo europeo.

1 comentario:

Tonyo dijo...

El problema con esta consulta y con muchas de las iniciativas de la UE, a mi entender, es que se segmentan por países, y que no se permite un buen diálogo intraeuropeo, pero por encima de las fronteras estatales. Cuando se quiere debatir entre países, se emplea una lengua nacional, como el inglés, con lo cual el debate lo monopolizan los británicos, y generalmente los euroescépticos.
Puedes ver un artículo en el se que hacía referencia a algunas de esas iniciativas en Soitu.es, en el que mencionaba la iniciativa sobre consultas europeas.

Al final, cuando uno ve los inconvenientes, termina debatiendo en su idioma, y se acaba el debate europeo. Eso es lo que intenta combatir esa propuesta de introducir una lengua franca neutral como el esperanto, que ha aparecido en varias de las webs nacionales.

Lo que no sé es si un debate nacional como el que habéis tenido en Madrid lo habrá tenido en cuenta. Hay aquí un sesgo natural: cuando hay debates europeos transnacionales, se ve el problema lingüístico, y el esperanto aparece de forma natural. Cuando el debate es nacional, no se ve tan claro. Por eso os animo a que promováis los debates supranacionales. Quedarse dentro de las fronteras es poco europeo.