27 de mayo de 2009

Elecciones al Parlamento Europeo: ¿Por qué ir a votar?

La respuesta a esta pregunta la encontramos en una entrevista realizada a Susana del Río el pasado mes en El Periódico de Catalunya. ¡No tiene desperdicio!

5 comentarios:

emilio dijo...

Hola Macarena:
Venía a comentar algunas cosas de la entrevista, pero veo en euroalert que has sido seleccionada entre los finalistas para los premios europeos de periodismo: Felicideades!!! y mucha suerte!

Rafael del Barco Carreras dijo...

PARLAMENTO EUROPEO



Rafael del Barco Carreras



A propósito de las Elecciones 2009. Europa rechaza que los gobiernos vigilen la Red. Creí que a partir del 4 de mayo se acabaría mi empeño, mi enganche, la obsesión en divulgar desde hace unos dos años LA GRAN CORRUPCIÓN. Y en concreto la que afectó mi vida, la ruina de miles y el enriquecimiento de un selecto grupo de barceloneses (y del resto de España) sin más escrúpulos y empeño que aparentar unas virtudes y entrega a la PATRIA (unos la de la NACIÓ y otros la OTRA) o al SOCIALISMO PROGRESISTA, encumbrándose en el rentable PODER. Pensé que el tijeretazo a mis videos sobre el FÓRUM se convertiría en LEGAL y GENERAL sin más recurso que acudir a la inútil Justicia.

Y ese enorme PARLAMENTO, que siempre me ha parecido excesivo por la de adscritos enchufados, tomó razón de ser. Defiende mi única libertad actual, un pataleo convertido en divertimiento, ocupación, ejercicio intelectual, llenar el ocio propio de la edad, sentirme vivo. Como mínimo en cuanto a la LIBERTAD DE EXPRESIÓN no se presta al juego político del CONTROL.

Me censurarán más videos, me enviarán más gusanos, desaparecerán artículos o aparecerán frases advirtiendo de peligros si entran en mi web, pero no será legal. El Parlamento Europeo, por el momento, garantiza la mejor y única vía para la LIBERTAD DE EXPRESIÓN de toda la Historia, solo limitada por unos algoritmos que arrinconan demasiadas libertades priorizando a los “Medios del Sistema”, los que viven del crédito, las subvenciones o la publicidad.

La España de Franco, en la que cualquiera con una gorra militar se creía un general, la de “usted no sabe con quien está hablando” sigue muy viva EN UNOS Y OTROS, y Europa ha frenado la incontinencia por el CONTROL de todos los políticos de este País. Seguirán controlando, insultando o desprestigiando (recurso fácil que no borra lo sucedido) con salas llenas de “informáticos” que a la par de buscar “pederastas” o “terroristas” se meten ilegalmente donde no deben, inmersos en la GRAN CORRUPCIÓN.

Prefiero la basura en el correo, spams, o incluso los miles de portales camuflages de vete a saber quien, que la más mínima intromisión OFICIAL Y LEGAL protegiéndome de lo que a la postre aumenta el PODER y merma la LIBERTAD. Y los "creadores", los de la "propiedad intelectual" deberán aprender a vivir en esa LIBERTAD.

¡GRACIAS PARLAMENTO EUROPEO!

Macarena Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Macarena Rodríguez dijo...

Bueno Rafael, creo que no hace falta ser tan extremistas. Además Europa no solo legisla sobre Internet, también lo hace en más del 70% de la legislación que nos afecta como bien dice Susana del Río.Por lo que quizás si echas un vistazo a todo lo que se ha podido hacer por España desde que entró en la unión, encuentres tu voto más útil.Yo no sé como era vivir en la España de Franco solo he conocido la democracia y me parece fantástica porque puedo expresar lo que siento a través de mi voto, por lo que supongo que si que han cambiado muchas cosas desde aquella época. Sin embargo, sí te voy a dar la razón que no me gusta la actitud de los políticos españoles que se dedican a pelar en lugar de mostrarnos que pueden hacer por Europa. Por cierto, la próxima vez si quieres puedes dejar un enlace a tu blog en lugar de reproducir un post tuyo entero,porque de lo que se trata es de comentar los artículos. gracias.

Archidona dijo...

Claro que votar, porque Europa -con todas sus deficencias- decide e influye mas de lo que uno piensa o se da cuenta en tu vida diaria.

Y para romper con la cada vez mas fuerte tendencia al bi-partido en España.