20 de julio de 2009

Las redes sociales y la UE

Desde que Obama llegó al poder en los Estados Unidos, parece que a todos los políticos y aún más importante, a todas las instituciones públicas europeas les ha entrado la prisa por posicionarse en las redes sociales. Antes era difícil saber quiénes eran los eurodiputados que tenían blog (siempre y cuando conociéramos quienes eran nuestros representantes, desconocidos para la inmensa mayoría) y ahora lo que nos extraña es que aún no tengan blog y más aún, no estén en conexión con millones de usuarios en redes como Facebook o Twitter. La realidad es que muchos no están familiarizados con las nuevas tecnologías al igual que la población a la que representan y claro está, aún no estamos preparados para formar a la sociedad y a nuestros políticos en esto que parece una "moda juvenil".

Quizás antes de ser demasiado críticos lo que hay que tener en cuenta es que entrar en una red social es una decisión personal. El político o diputado elegido tiene que decidir si convierte esta acción en una acción política. Sin embargo, en su caso resulta un problema porque no tienen elección. Cómo personas públicas están expuestos a los juicios, reflexiones y críticas de nuestra sociedad y por tanto, si deciden abrir un perfil en una red social, estarán expuestos dentro de esta red y representarán tanto a su partido político como a la sociedad que les ha confiado su voto. Por otro lado, si no siguen esta corriente social, dejarán de lado la oportunidad de interactuar con los votantes y electores que los han elegido y los perderán. Por lo que, al final sí que se trata de una decisión personal pero en la que se tienen unas consecuencias más altas.

Otro tema son los perfiles públicos de las Instituciones europeas. El Parlamento Europeo comenzó una intensa campaña en MySpace, Facebook y Twitter unos dos meses antes de las elecciones europeas para pedir el voto a los ciudadanos. El día de las elecciones llegaron a conseguir 50.000 fans en su página Facebook. Lo cierto es que es toda una hazaña pero sabiendo que hay casi 500 millones de europeos, la cifra resulta insignificante. ¿Qué hubiera ocurrido si hubieran comenzado esta campaña un año antes? Probablemente hubieran conseguido atraer la atención de más votantes.

Otro de los problemas es el sentido en el que corre la información, un sentido unidireccional (dejaremos de lado el problema lingüístico, porque ya estamos hartos de quejarnos siempre de encontrar la mayoría de la información solo en inglés). Volviendo al único sentido en el que fluye la información, queremos decir que no responden a los ciudadanos a través de Twitter por ejemplo. Ellos simplemente lanzan la información sin tener en cuenta del interés ni las preguntas que puede suscitar. ¿Por qué no invierten las instituciones en personal que esté familiarizado con las nuevas redes sociales para que ayuden a los usuarios? No se puede lanzar la pelota y luego volver a casa sin preocuparse de recogerla.

El resumen es que siempre estarán unos pasos por detrás del avance tecnológico pero hoy en día, ya no solo monopolizan estos conocimientos unos pocos creadores de los mismos, sino que cada vez más ciudadanos están inmersos en los avances. Ellos hacen los avances. ¿Qué van a hacer las instituciones europeas y los políticos para seguirles el paso?

De momento, Jaume Duch, portavoz del Parlamento Europeo nos aseguraba que van a continuar con los perfiles en estas redes sociales.

7 comentarios:

Albert Medrán dijo...

Deberían haber empezado antes, mucho antes. Según me confirmaron en el Parlamento, los asesores contratados dijeron que lo hacían a última hora para captar más atención. Y ya sabemos que las cosas no funcionan así...

Macarena Rodríguez dijo...

Si, Albert, fue en mi opinión un fallo de "estrategia". Pero al menos continúan con estos perfiles. Vamos a darles una oportunidad y ver si llegan a desarrollarlo. Lo cierto es que este artículo lo he escrito desde que vi como funcionaba el nuevo Twitter de @desdelamoncloa, del Gobierno, que se molestan en contestar e interactuar con el ciudadano.

indavao dijo...

hi... just dropping by!
http://www.fileafro.com
http://mobileandetc.blogspot.com
http://kantahanan.blogspot.com

Jorge Juan Morante dijo...

Se cometieron fallos en la campaña del parlamento europeo, pero tendrían que aprender de los errores y empezar a corregirlos desde ahora, para continuar transmitiendo la importancia de las instituciones europeas en nuestras vidas.

Macarena Rodríguez dijo...

Jorge, siento en haber contestado pero estoy de vacaciones y en consecuencia, más lenta :)
Todo es mejorable. El problema es que las redes sociales, como su propio nombre indica son sociales, es decir, socialización de sus participantes. La información no puede ser unidireccional.

Jorge Juan Morante dijo...

No te preocupes Macarena, lo importante es que disfrutes de tus vacaciones.

Estoy de acuerdo, pero creo que para ello es necesario que los altos cargos europeos saquen fuerza de voluntad para hacer uso de ellas para interrelacionarse con sus representados.

Coro dijo...

Macarena, tienes un trabajo y un blog muy interesantes.

Felicidades.