1 de septiembre de 2011

La Comisión Europea desmiente una información y con razón

Hoy hemos sido testigos de un gesto poco habitual de la Comisión Europea, emitir un comunicado de prensa para desmentir una información. La información en cuestión se publicó este jueves 1 de septiembre en el periódico Belga "Le Soir". En el mismo, se contaba que según "una fuente europea autorizada", la Comisión pondría punto y final al problema que arrastra Bélgica desde hace más de un año, la formación de un gobierno nacional. La razón, según el diario belga, es la situación de incertidumbre económica actual.

Esta noticia fue rápidamente difundida por Internet y en el caso español, la agencia EFE publicó un teletipo que después ha servido para realizar noticias en las ediciones virtuales de periódicos como ElMundo. Más aún, después de publicar la noticia en la que "Le Soir" se fiaba de esta fuente misteriosa, preguntan al actual presidente belga, Yves Leterme, que le parece esta "supuesta presión de la Comisión Europea". Leterme dice, citando textualmente lo escrito en "Le Soir": "Yo no se nada, y el presidente de la Comisión Europea, el señor Barroso, no sabe nada tampoco". En la entradilla de esta noticia, se puede leer "Leterme dice no saber nada de la advertencia de la Comisión Europea, pero tampoco lo desmiente".

La Comisión Europea reacciona, en un gesto poco habitual y emite un comunicado de prensa en el que desmiente la noticia tachándola de "infundada". Hacia las 13:30, "Le Soir" publica este desmentido eso sí, mantiene lo dicho con el siguiente párrafo: "Le Soir mantiene la información, la Comisión se planteaba enviar una advertencia a Bélgica".

Independientemente del encabezonamiento del periódico belga (su fuente tiene que ser muy fiable para arriesgarse tanto) y de todo el culebrón montado, dos cosas nos preocupan aquí. La primera es que la Agencia EFE ha publicado la noticia con el desmentido diciendo que "distintos medios publicaban la noticia", cuando en su noticia original decían que lo publicaba  "Le Soir". Además el titular de su noticia original decía (no encontramos la noticia en su fuente original, pero se puede leer en ElMundo): "La Comisión exigirá la formación de un nuevo gobierno a Bélgica". Este titular induce a pensar que es la Comisión quién ha anunciado este hecho.

Es curioso que la Comisión Europea se preocupe justo ahora por los problemas nacionales belgas (al menos eso nos preguntábamos leyendo la primera noticia) y además les exija algo que no entra dentro de su ámbito. La Comisión no puede exigir, solo recomendar que se cumplan ciertas medidas. Eso por un lado. Por otro también hoy aparece en una publicación que contrariamente a lo que pudiéramos pensar, Bélgica obtiene un aumento del crecimiento interior bruto medio del 0,7%, el más alto de la zona del euro. Esto por supuesto, sin gobierno con lo que "las razones económicas" para lanzar un rumor semejante, tampoco están fundadas.

El problema es que este tipo de periodismo, en el qué por presentar rápidamente la información, no se hace una investigación ni se contrastan las fuentes y así el ciudadano pueda formarse una opinión, provoca situaciones de crisis sin ningún motivo. Es decir, se trata de un periodismo alarmista y qué incluso podríamos calificar de "difundir rumores".

Por este motivo no solo tenemos que pedir a nuestros políticos "qué se porten bien". También a los medios, que informen con rigor y de forma responsable y qué se dejen de alarmismos por vender noticias. Hoy en día, toda la información está en Internet, así que si no queda más remedio ya nos encargamos los bloggers de contrastarla.

1 comentario:

emilio dijo...

Es la nueva epidemia, Macarena, que no afecta solo a las instituciones europeas, sino al periodismo en general: rumores, rumores, rumores...
¿Será por eso que wikileaks se ha pasado al extremo opuesto y quiere publicar las fuentes de sus cables?