Viajar por Europa viendo tus series preferidas

© European Union

El verano pasado fuimos de vacaciones a Portugal. Por las noches y hasta en la playa, pensamos continuar disfrutando de las series que estábamos siguiendo en Netflix. Sin embargo, cuando nos conectamos a esta plataforma de contenidos online, no pudimos acceder al mismo catálogo que teníamos en España. Es más, el contenido en español estaba limitado por lo que acabamos viendo Friends (por millonésima vez) y además en inglés.

Este problema ya es historia. Desde el 1 de abril, ya podemos disfrutar de nuestras suscripciones y continuar viendo las series que vemos en España pero en otros países de la Unión Europea. Netflix es solo un ejemplo. Cualquier suscripción a servicios online de películas, deportes, libros electrónicos, vídeo juegos o música que tengáis, será válida en cualquier país miembro de la Unión Europea. 

Si hay libre circulación de personas, mercancías y capitales, ¿por qué no de tus suscripciones online? Poco a poco, se van derribando barreras digitales que no deberían existir. También esta semana, hemos conocido el dato las nuevas reglas europeas del roaming. Resulta que el uso de Internet en el móvil cuando viajamos por la UE se ha quintuplicado. Lógico. Antes, no nos atrevíamos a utilizar los datos y buscábamos desesperadamente cafés con wifi gratis para enviar nuestras mejores fotos de las vacaciones o hablar con nuestros familiares. 

El problema es que quizás se esté tardarndo demasiado en derribar estas barreras. Jochen Müller, qué trabaja en la Representación de la Comisión Europea en España así lo indica en su tweet. 

Después de luchar años se consiguen derribar barreras invisibles, cuando las fronteras físicas hace tiempo qué no existen. Queda mucho por hacer.

Comentarios